Nuestras Heridas Infantiles

«Solamente cuando le hago espacio a la voz de mi niño o niña interior que vive dentro mío, me siento realmente genuina y creativa». Alice Miller

Personalmente, esto me parece básico e indispensable. Revisar, indagar, buscar sanar y practicar cada día lo que vamos interiorizando y aprendiendo sobre nuestras historias y su re-acomodo y re-orden, es uno de los trabajamos mas valiosos que podemos realizar en la vida:

  • Todas nuestras heridas de infancia, las vemos hoy en la adultez plasmadas en formas de baja autoestima, codependencia en nuestras relaciones, adicciones de cualquier tipo, violencia, maltrato, falta de deseo, depresiones, algunas enfermedades, etc.
  • No solo las nuestras, las de los que nos rodean también.
  • Entonces, cuando fuimos niñas, a la gran mayoría de nosotras nos crio una madre y/o un padre, con sus propias heridas de infancia sin sanar, sin resolver.
  • Vivimos bajo un sistema Patriarcal donde el más poderoso domina al más débil. Esto trae consigo infinidad de problemas entre los seres humanos. El primero y mas relevante para nuestro desarrollo es que nuestra madre tuvo que congelar su cuerpo en su propia infancia para poder sobrevivir a ella, lo cual para nosotras de bebes ha sido un gran problema ya que todo bebe necesita el cuerpo de su madre totalmente disponible, abierto y calentito. Para qué? para estar pegaditos al momento de nacer sin separaciones; para ser amamantadas; para que nos cargara en sus brazos, para ser miradas amorosamente, para atender nuestras necesidades de hambre, limpieza, sueño, etc. No tener esto, para cualquier bebe es muy doloroso. Alguien más más grande y con más poder que ese bebe decidió que se tiene que aguantar, que sus necesidades no podrán ser satisfechas cuando ese bebe las pide y necesita.
  • Para que esto ultimo hubiera podido ser, nuestra madre hubiera necesitado mucha ayuda y apoyo de mas personas, cosa que en el Patriarcado no se apoya, al contrario, se apoya la competencia y la individualidad.
  • Luego, en general nuestros ritmos de hambre, sueño, juego, y todo lo que cualquier niño necesita, no son respetados. Los adultos vivimos tan acelerados y con tantas creencias erróneas acerca de la infancia, que afectamos a los bebes y niños en su desarrollo, que va en otro ritmo totalmente.
  • En la infancia necesitamos que nuestra madre nombre lo que nos pasa y que eso que nombra, sea la verdad (que difícil!) no lo que en la sociedad se dice que debería ser, ni lo que mi madre cree por sus propias heridas (mas difícil aun!). Luego hablaremos más de esto pero por ejemplo: se dice de un bebe «es muy llorón! es muy demandante!». Esto ya es mentira. Por qué lo sabemos? Porque los bebes piden lo que necesitan y llorar, es su manera de comunicarlo. Esta en nuestro diseño original. Piden brazos, piden leche materna, piden mirada, piden cercanía. Eso no es un «niño o niña llorona». Esto es un bebe normal que pide lo que necesita. Cuál seria la verdad? Poder decirle a esta bebe que yo que soy su mama me siento desbordada, que yo no sé cómo cubrir sus necesidades, que me gustaría tener más ayuda, que me gustaría comprenderla, llorar mi dolor, explicarle que yo me haré cargo, etc. Me explico?
  • Los niños y niñas vivimos permanentemente conectados a nuestra intuición, a nuestro corazón, a nuestra voz interior. Esto tendría que continuar así, ya que es nuestra Brújula Interior con la cual guiarnos en la vida. Sin embargo, dadas las experiencias que vivimos en infancia de dolor y desamparo, la mayoría nos desconectamos de ella.
  • Adolescencia? puf! Epoca de despliegue! Vocación! Sexualidad! Creatividad! A cuantas de nosotras y nosotros se nos acompañó realmente en este camino?

Corazon Bio

Bueno, podría contarte mucho más de donde se originan nuestras heridas, pero lo que me parece mas importante es darnos cuenta de que podemos hacer algo con ellas: necesitamos sanar nuestras heridas.

Primeramente, aceptar que las tenemos. Echarnos un clavado a nuestra historia. Da miedo, es verdad, pero más miedo nos da imaginar que llegamos a nuestro lecho de muerte sin haber vivido la vida que realmente estábamos destinadas a vivir! Como es esa vida? Es parte de la aventura descubrirla! Permite a tu niña o a tu niño interior que te guíe!

Para esto, necesitamos ver y acercarnos a nuestra niña y niño interior, escuchar lo que tiene para contarnos, sobretodo ese dolor y miedos tan grandes que viene arrastrando desde hace tantos años. Necesitamos ahora nosotras ser las madres amorosas de ella o de él. Estar allí para ella, para él. Que comience a confiar en nosotras porque le creemos y le hacemos caso.

Corazon Bio

Este trabajo es similar a re-hacer los cimientos de nuestra casa, o sea, nosotras y nosotros mismos. Con este trabajo constante y consciente, podremos construir y crear para el largo plazo.

Esto es un trabajo que nos llevara tiempo, no es de un día para otro, pero podemos. Siempre hay esperanza. Iniciemos desde donde estamos. Busquemos la ayuda necesaria para realizar este trabajo. La Biografía Humana es una herramienta para esto. Te invito a conocerla.

Adri Solis

Biografia Humana

Photos by Pexels

También puede gustarte

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *